7 consejos para los abuelos que edifican generaciones de triunfadores

No se trata de una pregunta trivial; por el contrario, reviste mucha importancia. Despejar ese interrogante puede llevarnos a imprimir un cambio significativo en nuestra relación familiar.


Fernando Alexis Jiménez | Editor de la Revista Vida Familiar


Quizá usted tuvo la oportunidad de disfrutar de sus abuelos, o tal vez le ocurrió como a mí, que los vi siempre distantes, e incluso, con temor. Ahora, ¿cuál cree usted que debe ser la experiencia y la apreciación que los nietos deberían tener de nosotros?

No se trata de una pregunta trivial; por el contrario, reviste mucha importancia. Despejar ese interrogante puede llevarnos a imprimir un cambio significativo en nuestra relación familiar.

Quizá hasta hoy ha cometido muchos errores en su condición de abuelo. Formularse esa inquietud acerca de cómo ha sido la experiencia con sus nietos y cómo lo ven, le permitirá reflexionar y generar una nueva actitud.

Los abuelos, ejemplo para las nuevas generaciones

La Biblia enseña que los abuelos dejamos huellas imborrables que seguirán nuestros nietos. Esos rastros, que ejercen una profunda influencia en ellos, les permitirán experimentar un crecimiento permanente en cuanto a principios y valores.

El rey Salomón enseñó:

“Corona de los viejos son los nietos, y la honra de los hijos, sus padres.”(Proverbios 17:6 | Reina Valera 1960)

Al igual que los hijos son una bendición (Salmo 127:1-5), también lo son los hijos de ellos. Y en adelante, todas las generaciones. Son nuestra “corona”, es decir, la gratificación que tenemos por haber edificado una familia sólida.

Si es así, debemos impartirles un trato especial, considerado y amoroso. Son igualmente como nuestros hijos.

Preocúpese por legarles un buen ejemplo

Muchos abuelos en su juventud cometieron errores. Pero la sabiduría que traen los años, sin duda los lleva a realizar ajustes en su forma de pensar y actuar, principalmente cuando Dios gobierna sus corazones (Lea Proverbios 9:10).

El rey Salomón impartió hace muchos siglos la siguiente enseñanza que cobra especial vigencia en nuestro tiempo:

“La gente buena deja una herencia a sus nietos, pero la riqueza de los pecadores pasa a manos de los justos.”(Proverbios 13:22 | NTV)

Por favor, tome nota del texto. Léalo cuantas veces sea necesario. ¿Qué herencia está preparando para sus nietos? Si no había meditado en el asunto, hoy es el día para que lo haga y defina metas al respecto hacia el futuro.

La herencia no es solo material. Recuérdelo. La constituyen así mismo los sólidos principios y valores que les servirán a ellos toda una vida.

Algunos consejos prácticos

Hay algunos consejos que compartimos con usted para que crezca cada día más en su condición de abuelo, sentando las bases para asegurar generaciones de triunfadores:

  • Mantenga una buena comunicación con sus nietos. Acérquese a ellos.
  • Evite caer en la sobreprotección.
  • Sea respetuoso de la educación que les imparten los padres. Si no está de acuerdo, a solas, aconséjelos.
  • Cultive el diálogo, y aproveche las oportunidades para sembrar en sus nietos principios y valores.
  • Tómese el trabajo de escucharlos y aconsejarles.
  • Esté dispuesto a colaborar con los padres.
  • Si le piden que los cuide, présteles toda la atención posible a sus nietos.

Una recomendación final y no por esto menos importante, es que ore cada día por los nietos y las nuevas generaciones.

Si aún no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que tome esa decisión. Ábrale las puertas de su corazón a Jesucristo. Él traerá cambios en su vida y esa experiencia de crecimiento personal, espiritual y familiar, le permitirá ejercer una influencia transformadora en sus nietos. Cristo debe morar en su hogar.


Escuche las transmisiones de Vida Familiar >>  https://anchor.fm/radiobendiciones