Principios bíblicos para una vida familiar victoriosa

familia, integración, padres, hijos, hogar

Con fundamento en la Biblia, le invitamos a considerar y aplicar en sus vidas 7 principios y compromisos que resultarán edificantes para su vida familiar. Dios morando en nuestras vidas, trae transformación; pero si Él gobierna nuestra familia, experimentamos plenitud de vida y prosperidad en todos los órdenes.


Fernando Alexis Jiménez | Editor de Familias Sólidas


Una familia que se edifica a partir de pautas bíblicas, asume el compromiso de que sea Dios quien gobierne los pensamientos y acciones de todos sus componentes: padres e hijos.

Esa decisión la tomó hace siglos un líder que marcó su generación, Josué el conquistador de la tierra prometida. Él dijo al pueblo:

«Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.»(Josué 24:15)

La decisión es el primer paso para que las cosas vayan bien en casa. De acuerdo con las Escrituras, el padre o madre que opta como Josué por darle al Señor el primer lugar, asegura para su descendencia abundantes y poderosas bendiciones.

Siete compromisos bíblicos ineludibles de los padres

Los padres y madres tenemos una enorme responsabilidad delante de Dios: guiar a nuestros hijos a una relación personal con Él. Si lo hacemos, aseguramos que las nuevas generaciones caminen en la Palabra, asumiendo para sus vidas y las de sus hijos, principios y valores que les ayuden a experimentar una vida plena.

Con fundamento en la Biblia, le invitamos a considerar y aplicar en sus vidas los siguientes compromisos:

  1. Dar ejemplo a los hijos (Proverbios 20:7; 19:1)
  2. Un testimonio de vida coherente en la familia y en la sociedad (2 Corintios 1:12)
  3. Proveer para el presente y el futuro de los hijos (Salmos 112:2; Proverbios 13:22)
  4. Enseñarles a obedecer a Dios (Salmo 32:8; 34:10)
  5. Educarlos a partir de principios y valores (Proverbios 22:6)
  6. Orar por los hijos (1 Samuel 12; 22, 23)
  7. Someter la familia a Dios (Efesios 3:14-16)

Dios morando en nuestras vidas, trae transformación; pero si Él gobierna nuestra familia, experimentamos plenitud de vida y prosperidad en todos los órdenes.

Cinco compromisos bíblicos ineludibles de los hijos

La responsabilidad de los padres para con la familia, debe ir acompañada por el compromiso de los hijos. Eso es lo que aprendemos en la Palabra de Dios. Sobre esa base, le invitamos a asumir en su vida los siguientes compromisos como hijos:

  1. Sujetarse a la autoridad de los padres (Romanos 13:1, 2)
  2. Honrarlos (Efesios 6:2; Éxodo 20:12)
  3. Ser obedientes siguiendo las pautas que trazan (Colosenses 3:20)
  4. Proveerles de aquello que pudieran necesitar (1 Timoteo 5:8; Isaías 58:7)
  5. Atender la instrucción de los padres (Proverbios 1:8; 13:1)

Si hay una decisión sabia que podemos tomar siempre, es la de permitir que Dios gobierne nuestro hogar. Él debe ocupar hoy y siempre el primer lugar. Recuerde que todo parte de una decisión que asumimos los componentes de la pareja, quienes lideramos la edificación de familias sólidas en medio de nuestra sociedad.

Si no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Podemos asegurarle que si Cristo mora en su hogar, todo será diferente y emprenderá el camino hacia la victoria.


Escuche las transmisiones de Vida Familiar >> www.is.gd/programavidafamiliar