Concebidos para ser vencedores

Dios nos concibió con todas las capacidades para ser vencedores.

Dios nos concibió con todas las capacidades para ser vencedores.

«Con tu fuerza puedo aplastar a un ejército; con mi Dios puedo escalar cualquier muro.» Salmos 18:29 | NTV

Edson Arantes do Nascimento, conocido como Pelé, marcó la historia del fútbol mundial. Uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Inspiró generaciones enteras. Se convirtió en el héroe de grandes y pequeños deportistas.

Pelé inició su carrera profesional en 1956 en el club Santos Allí comenzó a cosechar triunfos con base en la perseverancia, la disciplina, la dedicación y una cuidadosa auto evaluación de sus equívocos, para superarlos.

La ONU lo declaró ciudadano del mundo en 1977. Una designación de la que dijo sentirse muy honrado. Su vida fue vida fue un ejemplo de superación. Nada fue fácil, pero como solía decir a los periodistas: «Nadie me decía que jamás podría lograrlo» Por eso se fijó grandes metas, que conquistó.

Aquí cabe mencionar que, también usted y yo, fuimos concebidos para ser vencedores, sobreponernos a las adversidades, superar los obstáculos y, en medio de todo, ser ganadores para marcar la vida de otros.

Que no pase este día sin acogerse a la gracia de Dios y abrirle las puertas de su corazón a Jesucristo, para que Él reine en Su vida.


Fernando Alexis Jiménez | Editor de la Revista Vida Familiar