¿Cómo identificar que un familiar está inmerso en las drogas?

TRES

Para toda familia resulta demoledor comprobar que su hijo o cónyuge están inmersos en las drogas. Es como si el mundo se hubiera bajo sus pies. Sin embargo, la químico dependencia es un proceso. Nadie llega a una adicción de la noche a la mañana.

Sobre esa base, comparto con usted algunas evidencias que deben encender sus “señales de alarma”.

  1. Abuso compulsivo.

La persona inicia con un consumo mínimo, pero llega un momento en el que no puede controlar la situación. Sabe cuándo comienza, pero no cuándo termina.

  1. Negación.

La persona niega que sea consumidora compulsiva. Admite que quizá lo ha hecho una que otra vez, pero siempre dirá: “Yo puedo detenerme cuando quiera”. Es mentira. Se engaña a sí misma y pretende engañar a las demás.

  1. Proyección.

El consumidor levantará una barrera defensiva, acusando a sus padres, hermanos o hijos—en caso de que los tenga—para justificar el por qué se encuentra sumido en la químico dependencia.

  1. Distanciamiento de Dios.

Por considerar que su situación es grave y que no tiene perdón, generalmente la persona se distancia de Dios. Todo cuanto le suena a espiritualidad, lo rechaza.

  1. Aislamiento de sí misma.

La persona entra en un aislamiento que despierta preocupación entre sus familiares. Es un mutismo que comienza a tornarse más fuerte.

  1. Distanciamiento der sus familiares.

El trato con el cónyuge, los hijos o los hermanos, cambia drásticamente. Se desencadena un aislamiento total de sus familiares. No es que los haya dejado de querer, simplemente no quiere recibir reproches.

  1. Descuido de su apariencia física.

Una última evidencia, quizá antes que se vaya de casa, es el descuido en su apariencia física.

Una enfermedad que afecta a todos en casa

La químico dependencia—que se conocía como drogadicción—afecta cuerpo, alma y espíritu. El alma o capacidad mental, se contamina y pierde el control de sus pensamientos y acciones.

De hecho, no quiere consumir, pero una fuerza mayor arrastra a la persona.

En medio de esta avalancha de emociones encontradas, todos en el entorno familiar se ven afectados. La relación entre los cónyuges se deteriora, e igual, en la interacción con los hijos.

Estos son algunos de los temas que abordamos en las charlas quincenales del Programa de Restauración Familiar. Póngase en contacto con nosotros para recibir más información.

¡Dios les bendiga rica y abundantemente!

Fernando Alexis Jiménez

MISIÓN EDIFICANDO FAMILIAS SÓLIDAS (Sede Cali Norte)

DOS

Las charlas son gratuitas e incluyen terapia del grupo familiar.

cuatro

UNO