Cinco consejos prácticos para pasar tiempo de calidad con los hijos

Los avances de la tecnología también han traído de la mano problemas en nuestra vida conyugal y en la relación con los hijos. Me refiero, específicamente, a las tabletas electrónicas y los teléfonos celulares.

En su libro ‘Educar sin culpa. Optimismo y entusiasmo para padres y docentes’, el sicólogo y escritor, Alejandro De Barbieri, asegura que “Los padres cansados dan lugar a hijos frágiles; padres estresados, a hijos huérfanos; padres inseguros, a hijos miedosos; padres sin autoridad, a hijos caprichosos y sin proyecto.”

El primer elemento que debemos considerar es la recomendación que hallamos en la Biblia:

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”(Proverbios 22:6)

¿Qué hacer entonces? Auto evaluarnos y reconocer que hemos caído en uno de los problemas que enfrentan la mayoría de los padres y es que no brindan demasiado tiempo a sus hijos.

La psicóloga Catherine Steiner-Adair sostiene que cuando los padres revisan constantemente el celular, envían a sus hijos un mensaje letal: “No te presto atención, no me importa ahora lo que estás haciendo. Tampoco me importa nuestro vínculo, nuestra relación contigo.”

Esa es al menos la forma como nuestros chicos interpretan nuestra actitud al restar más pendientes del celular.

Comparto con usted cinco consejos prácticos pero eficaces para invertir tiempo de calidad con los hijos.

1.- Dedique tiempo de calidad para los hijos durante el desayuno. Puede aprovechar el tiempo para realizar el altar familiar breve con ellos.

2.- Cuando va de camino al colegio. Pregúnteles cómo son sus jornadas escolares, sus amigos, lo que les parece más difícil en las asignaturas y otros temas que para ellos son importantes.

3.- Al regresar a casa. Sin importar cuán cansado llegue, lo primero debe ser una sonrisa que despierte confianza y contagie alegría. En la cena, pregúnteles cómo fue su actividad del día.

4.- Cuando ven la televisión. No desperdicie la oportunidad para buscarles conversación. Cualquier intercambio de palabras, por breve que parezca, es importante.

5.- Antes de acostarse. Ojalá la última conversación que sostengan, sea con usted como padre o madre.  Esos períodos de tiempo resultan inolvidables.

Y lo más importante si desea edificar una familia sólida: Concédale a Dios el primer lugar en su vida familiar. Es una decisión que traerá cambios en su relación conyugal y con los hijos. Aplique estos consejos y sorpréndase.